Nueva orden ejecutiva sobre inmigración establece el status quo, en general

El lunes por la noche, el presidente Trump tuiteó sobre la suspensión temporal de la inmigración legal a Estados Unidos: “A la luz del ataque del Enemigo Invisible, así como la necesidad de proteger los trabajos de nuestros GRANDES ciudadanos estadounidenses, ¡firmaré una Orden Ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración a los Estados Unidos!” El tuit parece vincular la suspensión temporal a la pandemia de la COVID-19 y, en menor medida, a la protección de empleos para ciudadanos estadounidenses.  Aunque extremadamente vago, el tweet causó una ansiedad significativa a muchos inmigrantes, incluidos varios clientes de Giron Kirby Law Group.

En una conferencia de prensa el martes, el presidente brindó orientación adicional, diciendo que pondría una pausa de 60 días en la emisión de tarjetas verdes en un esfuerzo por limitar la competencia por empleos en una economía estadounidense afectada por el coronavirus.  Dijo que la Orden Ejecutiva se aplicaría solo a las personas que buscan la residencia permanente y no afectará a los trabajadores que ingresan al país de manera temporal.

El miércoles, el presidente Trump firmó la Orden ejecutiva, que entró en vigor el jueves 23 de abril.  La Orden prohíbe temporalmente que algunas personas que se encuentran fuera de los Estados Unidos y buscan el estatus de residente permanente ingresen al país.  Las siguientes personas están exceptuadas de la Orden:

  1. Residentes permanentes legales de los Estados Unidos;
  2. Ciudadanos extranjeros que buscan ingresar a los Estados Unidos con una visa de inmigrante como médico, enfermero u otro profesional de la salud para realizar investigaciones médicas, para realizar otro trabajo esencial para combatir la COVID-19 (incluido cualquier cónyuge e hijo soltero menor de 21 años que los acompañe);
  3. Solicitantes bajo el Programa de Inversionistas Inmigrantes EB-5;
  4. Cónyuges de ciudadanos estadounidenses;
  5. Los hijos menores de 21 años de un ciudadano estadounidense o sean posibles adoptados;
  6. Aquellos cuya entrada promovería los objetivos de aplicación de la ley de EE. UU., según lo determinen los Secretarios de Estado y de Seguridad Nacional;
  7. Miembros de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, sus cónyuges e hijos;
  8. Ciudadanos extranjeros que deseen ingresar de conformidad con una visa especial de inmigrante, su cónyuge e hijos; y
  9. Aquellos cuya entrada sería de interés nacional de los Estados Unidos, según lo determinen los Secretarios de Estado y de Seguridad Nacional.

La Orden permanecerá en vigor durante al menos 60 días, aunque puede modificarse o ampliarse.

La Orden es en gran parte simbólica, ya que no representa un cambio real de las prácticas actuales en vigor.  Muchas visas de trabajo y solicitudes de tarjetas verdes han sido suspendidas bajo cambios previos relacionados con el sistema de inmigración de la nación antes de la COVID-19.  El presidente Trump ya impuso restricciones de visa a ciudadanos de 13 países a través de su prohibición de viaje.  Esta nueva Orden Ejecutiva simplemente amplía eso al prohibir la emisión de tarjetas de residencia permanente en el extranjero desde todos los países.

Si cree que esta Orden Ejecutiva puede afectar su asunto de inmigración, llámenos hoy al 713.955.2065 o contáctenos en línea para programar una consulta.

Share
Regresar al ultimo anuncio

Contáctenos

5433 Westheimer Rd.
Suite 725
Houston, TX 77056